Novedades

Por: Filipe Jahn (Redactor)

Editorial promueve la lectura y difunde sus obras llevando la biblioteca móvil al público.

Fue en la Edad Media que los artistas empezaron a reunirse para viajar por las ciudades de Europa, con piezas en la calle abiertas a todos los que estaban interesados, dándole origen al modelo de teatro conocido como itinerante. Influenciada por esta forma de expresión, la Editorial Callis comenzó a promover un proyecto social que lleva la literatura para los niños, niñas y adolescentes.

El Callis Mambembe (itinerante) adaptó un coche para montar una biblioteca itinerante que recorre las instituciones y organizaciones educativas de São Paulo (SP) y ofrece una colección con más de un centenar de títulos que en general tratan sobre temas como sostenibilidad, consumo consciente y cooperación.

image002

Ailton Guedes, gerente de Mercadeo de la editorial, afirma que la acción ha surgido del deseo de difundir el trabajo de los autores de forma creativa, formando nuevos lectores y alejándose de las tradicionales ferias de libro. Durante este momento el niño empieza a relacionarse con el libro de modo placentero, comenta el gerente.

Las visitas también cuentan con la presencia de los monitores, que explican a los niños presentes el funcionamiento de la biblioteca, cuentan historias, hacen sugerencias de obras y la mediación de lecturas, especialmente para aquellos que todavía están empezando a alfabetizarse.

image005

Como el proyecto se queda solamente un día en el local, por cerca de cinco horas, los monitores suelen llevar solamente títulos que pueden ser leídos por completo en ese tiempo. “En el caso de los mayores, por ejemplo, hay comiquitas y libros de cuentos”, explica Ailton Guedes.

Según Miriam Gabbai, directora de Callis, el plan es organizar al menos una visita al mes. El número puede aumentar, sin embargo, de acuerdo a la cantidad de personas que buscan el proyecto. Ya hay pasajes previstos para junio y agosto y la tarima está disponible para aquellos que quieran participar