Novedades

Por: comKids (Redactor)

Por Marcus Tavares, publicado originalmente en revistapontocom

No faltan proyectos para promover e incentivar la cultura para la infancia como política pública, de hecho y de derecho, prioritaria del Estado brasileño. Lo que falta, quizás, sean ganas políticas para ello. El 23 y 24 de septiembre de este año, representantes de “Puntos” (Pontos) y “Puntitos” (Pontinhos) de Cultura, artistas, productores, investigadores, educadores, universitarios y gestores públicos y privados, presentes en el I Foro Nacional de Cultura Infancia, en Rio de Janeiro, redactaron la Carta del Río, documento colectivo que reune propuestas para el area. El texto, que será sometido, pronto, al Consejo Nacional de Política Cultural, está dividido en cuatro ejes temáticos: tiempo, espacio, lenguaje y educación. En cada uno hay tres sugerencias de desarrollo.

La idea del documento es también la de asegurar que todos los Estados y municipios que se han adherido al Sistema Nacional de Cultura (SNC) estén atentos a las metas, programas, acciones y presupuestos para la cultura de la infancia. Además, el texto sugiere la creación de más de 100 centros de Referencia Cultura Infancia, hacia los cuales convergerían las políticas públicas dirigidas a la cultura de la infancia en Brasil. El secretario de Políticas Culturales del Ministerio de la Cultura, Américo Córdula, estuvo presente, representando a la ministra de la cultura, Martha Suplicy.

Jóvenes: presencia fundamental

La ceremonia de apertura del encuentro contó con la presencia fundamental de niños y jóvenes de dos escuelas de la ciudad de Río de Janeiro: Colégio Estadual José Leite Lopes – Núcleo Avançado en Educación, escuela pública de la Secretaria de Estado de Educación de Río en colaboración con el Instituto Oi Futuro; y Escola Sá Pereira, escuela del sistema privado. Los alumnos – invitados especiales – abrieron el evento leyendo textos y exhibiendo videos que produjeron como un modo de explicitar la realidad de ellos, frente a las políticas culturales y de reivindicar más visibilidad a los derechos y espacios en este sentido.

“Pensamos que el objetivo de la vida no es ser adulto, que la juventud es un marco de posibilidades, pero que nosotros, jóvenes, somos invisibles cuando nos expresamos cuanto a la realidad. La adolescencia es a menudo considerada como el medio del camino, no hay incentivo para vivirla de modo pleno. Así, los jóvenes tienen solamente la opción de ser adultos rápido, pues ser niño, aparentemente, significaría retroceder en la vida. Pensamos que el joven y el niño no sólo se alimentan de cultura sino que también producen, forman parte de ella. Sin embargo ¿por qué gran parte de los programas culturales nos subestiman? ¿Miedo de lo que podamos llegar a ser? Se cuestionan los estudiantes de la Escuela Sá Pereira, de la Enseñanza Fundamental.

Los alumnos de la Enseñanza Media, del NAVE, presentaron un video en el que entrevistan a un niño sobre el concepto y la visión que él tiene acerca de la cultura. En la ocasión, también, produjeron una presentación que narra la realidad de varios jóvenes que no tienen acceso a los bienes culturales.

Organizado por la directora y actriz Karen Acioly, el Foro Nacional Cultura Infancia reunió aproximadamente 100 personas / profesionales de diferentes estados del país. “Fue un encuentro marcado por el carácter inédito y por la representatividad. Y más allá, fue en él que se elaboró la Carta de Río, que hace una proyección posible para los próximos 10 años”, dice Karen.

forum cultura infancia-img3

Foro Nacional Cultura Infancia, foto: divulgación

Vea los ejes del documento, con las sugerencias del grupo de trabajo:

Eje tiempo

– Garantizar el tiempo presente del niño para jugar. Incentivar y estimular a la práctica lúdica, para que ellos entiendan y se sensibilicen para el universo de la infancia.
– Crear núcleos de documentación y práctica de la cultura de la infancia: mapeo, registro, preservación, valoración y acceso a la cultura tradicional de la infancia (juguetes y juegos) de todo el país, integrando ese acceso a las nuevas tecnologías.
– Reconocer, declarar y asegurar el ejercicio y el tiempo de la infancia en constante creación y re-creación, dando visibilidad y prioridad absoluta a su cultura.
– Garantizar el compartir y el intercambio entre las varias generaciones y entre los maestros de la cultura de la infancia, poseedores de los saberes relacionados a los juguetes y a los juegos.

Eje Espacio

– Crear, equipar, cuidar, reconocer y ampliar, de modo continuo, espacios públicos, incluso virtuales, volcados a la cultura de la infancia, seguros, saludables y accesibles, que valoren el libre jugar, el arte y el contacto con la naturaleza.
– Democratizar el acceso a la cultura y la expresión de los niños y adolescentes en los espacios y aparatos culturales, favoreciendo la convivencia familiar comunitaria e intergeneracional, respetando la diversidad y las diferencias, valorando los múltiples lenguajes artísticos y el intercambio de saberes y haceres.
– Crear y fortalecer políticas públicas continuas de fomento e inversión, en ámbitos municipales, estaduales y federales, volcadas específicamente a crear, equipar, mantener, reconocer y mejor aprovechar los espacios existentes (escuelas, bibliotecas, museos, teatros cines, Puntos de cultura, plazas y parques, entre otros), y proyectos específicos para la creación, manutención, movilidad y ocupación de los espacios dirigidos a la cultura de la infancia, distribuidos por todas las regiones de Brasil.

Eje Lenguaje

– Garantizar diferentes mecanismos anuales de financiación y estímulo para la creación, producción, manutención y circulación de producciones que tengan el niño y el adolescente como público y agente de cultura.
– Asegurar que los estados y municipios que han adherido al Sistema Nacional de Cultura tengan metas, programas, acciones y presupuestos para la cultura de la infancia.
– Crear reconocer y apoyar redes nacionales de artistas, productores, educadores e investigadores dedicados a la infancia, contemplando acciones de formación, articulación e intercambio, tales como el mapeo de iniciativas, laboratorios creativos, seminarios, festivales, muestras, talleres y residencias artísticas en ámbito regional, nacional e internacional.

Eje Educación

– Identificar, promover y fomentar acciones culturales que reconozcan los niños y adolescentes como generadores, productores y gestores de cultura en sus procesos formativos (formales y no formales).
– Garantizar procesos dialógicos, continuados y transversales de formación en cultura de la infancia y arte como vía de interpretación, significación y entendimiento de mundo para todos los agentes educativos (educadores, mediadores, gestores), contemplando los lenguajes de las artes, las culturas tradicionales de matrices africanas e indígenas, las culturas populares, diversidad biocultural y la accesibilidad.
– Fomentar la formación de niños, adolescentes y educadores en los distintos lenguajes del arte, por medio del incentivo a las acciones curriculares y extra-curriculares de disfrute y creación artística en las escuelas y espacios públicos culturales, y del estímulo a la continuidad de acciones ya existentes, de modo a garantizar la experiencia del arte en la infancia, en su diversidad histórica y estética.

forum cultura infancia

Accede a la Carta do Rio Forum Nacional Cultura Infância para leer el texto completo.