Novedades

Por: comKids (Redactor)

10384198_10152434452253818_3968983793212042267_n

Las coproducciones internacionales de animación y los festivales regionales del sector pueden dar más impulso a la industria creativa en América Latina, según los profesionales expertos del mercado que participaron en el panel comKids, en el Fórum Brasil de Televisão.

La fundadora y directora del Festival Internacional de Animación de Argentina, Expotoons, fue una de las conferencistas del panel. Rosanna Manfredi, productora y animadora del mercado porteño, celebró el acuerdo firmado entre los organizadores de los grandes festivales latinoamericanos para el intercambio de experiencias y la consolidación de nuevas colaboraciones regionales.

Entre los eventos colaboradores, el brasileño Anima Mundi y el chileno Chilemonos. “Los festivales crecen y estimulan la industria de la animación”, dijo Rosanna Manfredi, que, entre otras producciones del género, ya ha dirigido series de animación para México.

En Brasil, Anima Mundi es un ejemplo de éxito de la interacción con el mercado de la animación. Marcos Magalhães, director de cine, autor de premiados cortometrajes y profesor de Animación en la universidad PUC-RIO, es uno de los fundadores y directores del festival brasileño y también participó en el panel. Hizo hincapié en el papel fundamental de los festivales como un espacio para descubrir nuevos talentos, probar nuevos formatos y provocar encuentros.

Marcos Magalhães también defendió las alianzas y coproducciones entre países de America Latina como una forma de rellenar “complementariedades intensas”. Según él, mientras que en Brasil la falta de profesionales cualificados es un problema para la producción, en Chile, la formación profesional del mercado de animación alcanzó un número considerable.

La formación profesional, por cierto, es también una preocupación del Anima Mundi, el único festival latinoamericano oficialmente calificado para participar en la selección del Oscar de animación. El Anima Mundi mantiene, paralelo a las muestras, actividades como talleres  y clases magistrales. “Todavía están en etapa de análisis, pero estos talleres pueden llegar a ser permanentes. La idea es ofrecer una formación continua”, anunció Magalhães.

Tendencias

El mercado abre cada día más perspectivas para el mercado de la animación. Sabrina Nudeliman Wagon, CEO de la distribuidora y la agencia de ventas brasileña Elo Company, también participó de la mesa comKids y dijo, con seguridad “La animación es el segmento que más da retorno por inversión. El potencial de ganancias es mayor en la animación en comparación con el live action”.

Las posibilidades crecen con el potencial de interactividad del producto. “La animación es el producto perfecto para transmedios, multiplataforma”, dijo Marcos Magalhães, del Anima Mundi. Por lo tanto, la principal recomendación de Sabrina Wagon a los productores de animación es la garantía de todos los derechos desde el desarrollo. “La necesidad de adquisición de los derechos para la plataforma digital es una tendencia internacional”, dice Sabrina.

Los números de la industria confirman las previsiones de alto impacto. De acuerdo con Sabrina, el 62% de los títulos en el ranking de contenido infanto-juveniles son animaciones, según el panel de los principales mercados de Europa, Norteamérica y Australia.

Sabrina presentó el case del largometraje brasileño de animación “O menino e o Mundo”, de Alê Abreu, que todavía está en negociación con más de diez compradores y fue vendido a más de 15 territorios de Norteamérica y Europa.

Ella señaló algunas de las características del proyecto que ayudan a explicar la trayectoria de éxito en el extranjero: el contenido original, la calidad artística, la historia universal y el lenguaje imaginativo de la película, que no necesita doblaje tampoco subtítulos.

Rosanna Manfredi, del festival Expotoons, también trajo cases de grande aceptación en el mercado de Argentina. Entre ellos, la superproducción Metegol, que en Brasil fue lanzada con el título “Um time show de bola”.

El largometraje, que da vida a muñecos de una mesa de futbolín, fue dirigido por Juan José Campanella, ganador del Oscar de mejor película extranjera por “El secreto de tus ojos”.