Columnista

Garatújas Fantásticas

Por: Garatújas Fantásticas

Por Roberto Almeida (Garatujas Fantásticas)

boyhood-2014-1024x553

foto: escena de Boyhood, de Richard Linklater

Boyhood, escrito y dirigido por Richard Linklater, tiene números poderosos. La película fue rodada en impresionantes 12 años. El equipo se reunía una vez al año para grabar. El elenco, aunque tenga más de una década de grabaciones esparcidas, se mantuvo igual. El actor principal, Ellar Coltrane (Mason), participó de la película de los 6 a los 18 años. Como que por mágica, vemos a su crecimiento en la pantalla.

Los rasgos de Ellar se acentúan, la postura se transforma, los cabellos cambian de color, la barba crece. Por 2 horas y 40 minutos de película, Ellar interpreta a Mason, pasando por la pubertad, adolescencia y llegando a la fase adulta en medio de los desafíos de la vida familiar. Hijo de padres divorciados, interpretados por los excelentes Patricia Arquette y Ethan Hawke, Mason vive con la madre y navega por los mares difíciles de nuevos matrimonios, nuevos hermanos, cambios de ciudad, de amigos y de trabajo.

Pese a toda la ambición del proyecto, Boyhood transmite la sensación de no tener grandes pretensiones. El guión no impone choques y los caminos son tratados con delicadeza. La crítica social es fluida y tiene compás, con pizcas de humor. Para usar una comparación, es como si al estar sentado en el sillón del cine, estuvieras en un barco que se arrastra lentamente por el océano de una vida en construcción.

La mágica de la transformación física de Mason y de los demás actores, mezclada con un guión excelente, conectado con la realidad norteamericana, año tras año, trae elementos para varias narrativas concurrentes.

La primera, más contextual, puede tratar de los cambios culturales de los Estados Unidos después del 11 de septiembre, el gobierno Bush, la guerra en el Irak, las dificultades económicas, la polarización política en Texas – estado escenario de la película – hasta llegar a Obama y la revelación de sus prácticas de espionaje.

La segunda, y quizás la más compleja, está vinculada a la personalidad de Mason, de la madre, del padre y de los demás personajes. La película, pese a que se llama Boyhood (la infancia de un chico), tiene una fuerte línea crítica de valores, discursos y acciones de generaciones anteriores en el contexto norteamericano. Hay padres rehenes que, inmersos en problemas personales, transforman la infancia de sus hijos en un periodo de tensión y conflicto.

Boyhood es una gran película para los que están conectados a la infancia, ya sea como padre, maestro, amigo, investigador o como curioso. El retracto de la infancia particular de Mason, blanco, norteamericano, texano, hijo de padres separados, evita los clichés y es bastante realista. La actuación de Ellar, desde pequeño hasta los 18 años, crea un personaje consistente, profundo y emocionante.

En entrevistas recientes, el director Richard Linklater, contesta a preguntas que todos se hacen al dejar la sala del cine. No le falta curiosidad a un proceso de grabación que tiene más de 12 años. Abajo están algunas de las cosas que él dijo:

– Él ya sabía, desde hace 12 años, cómo iba a ser la última escena de la película.
– La estructura siempre estuvo lista.
– El proceso de maduración de los niños ha colaborado con la construcción de la película.
– El tiempo entre los rodajes fue muy importante para que la película fuera elaborada con extremo cuidado.
– El guión siempre se mantuvo abierto a cambios, en un trabajo conjunto con los actores.

Tras asistir a la película, sólo o con adolescentes (en el Reino Unido, la restricción es para jóvenes menores de 15 años. Aún no ha salido la restricción en Brasil, pero creo que debe ser la misma franja etaria), puede ser divertido trabajar lo siguiente: si la película funciona como la memoria del crecimiento de un chico, el director eligió determinadas escenas para la construcción del personaje. ¿Pero cuáles escenas ellos elegirían para hacer una película sobre sus propias vidas?

Boyhood tiene estreno previsto en Brasil para octubre. Es, sin dudas, una de las mejores películas del año. Linklater se llevó el Oso de Plata de mejor dirección en el Festival de Berlín y llevó otros tres premios, entre ellos, el de mejor película, en Seattle.

Boyhood
(EEUU, 166 min, 2014)
Dirección: Richard Linklater
Elenco: Ellar Coltrane, Patricia Arquette, Ethan Hawke, Lorelei Linklater, Elijah Smith.
Vea el trailer (en inglés):

Compartilhe:

   
Garatújas Fantásticas
Garatújas Fantásticas

Con foco en el arte y en la literatura, Garatujas Fantásticas es una iniciativa del Estudio Voador, un puente para que adultos y niños experimenten el mundo juntos, intercambiando miradas y experiencias.