Columnista

Ana Helena Meirelles

Por: Ana Helena Meirelles

En el contexto en el que el comKids articula y hace una serie de actividades en pro de la infancia y de la producción de calidad, es importante reflexionar sobre quienes son esos niños y adolescentes, para quienes tantos trabajos se desarrollan. Cuáles son sus intereses, habilidades, limitaciones y diferencias culturales, y cómo eso impacta en la aprehensión de los contenidos y de las estéticas a las que están expuestos.

Pensando en el Brasil, los resultados de la investigación PapagaioPipa (*), hecha por MultiFocus con 1840 niños y adolescentes de todas las clases sociales, entre 0 y 17 años, en las 12 principales capitales brasileñas traen, entre otras, dos constataciones importantes:

1 – La web está volviendo más cortas las distancias y cambiando la relación del público con las producciones culturales en las diferentes clases sociales. 71 % de los niños brasileños suelen accesar a la Internet, sea por computadoras, celulares o tabletas, y eso no es un privilegio solamente de aquellos que tienen más recursos. Los datos comprueban que aún existe una gran diferencia de acceso entre las clases más altas y las más bajas, pero muestran también que, hasta incluso entre el público D y E, el contacto con la red forma parte del cotidiano de más de la mitad de los niños. Los índices de acceso son de 85% en la clase A y B, 72% en la clase C y 52% en las clases D y E.

¿Qué significa esa distribución de acceso a la Web? Comprueba que las diferencias sociales en términos de contacto con el mundo audiovisual han disminuido, y cada vez más los niños, independientemente del nivel social o de la región, están llegando a lo que se coloca en el universo virtual. Estamos delante de una distensión de las fronteras del conocimiento, en que los niños tienen contacto con nuevos intereses, diferentes medios y diferentes estándares estéticos. Con eso, se abre un espacio a la interacción creativa y a las relaciones entre quienes producen y quienes reciben ya no son más las mismas.

2 – Cada vez más, los niños y adolescentes ingresan al universo de la producción mediática. Según la investigación, el Youtube y los juegos en línea están entre las preferencias de la nueva generación cuando se conecta a la web. Esas actividades logran una penetración superior a 60% en la franja de 7 a 11 años, (64% usan el YouTube y 71% juegan en línea). El contacto con juegos y videos está presente también en el cotidiano de más de la mitad de los niños entre 4 y 6 años (49% asisten videos en el YouTube, y 87% juegan en sitios de videojuegos) y, según relatos de las madres, ya aparece desde la primera infancia. Niños de 2 o 3 años son estimulados por los padres a jugar con jueguitos en las tabletas y celulares..

En ese ambiente poblado de estímulos audiovisuales, la nueva generación ejercita su sentido crítico, eligiendo aquello que le gusta asistir y viralizar. Más de 20% de los niños y adolescentes declaran enviar y recomendar videos a los amigos. Y las transformaciones en la relación entre productor y receptor van más allá. Incentivados por la libertad de creación hecha posible por herramientas como YouTube, blogs y redes sociales, los representantes de la nueva generación comienzan a aventurarse y a compartir sus producciones en línea. Ese nuevo modo de contacto con distintos tipos de producción, tanto de contenido como de formatos y estéticas, va, poco a poco, imprimiendo a los niños una mirada más crítica, exigente y selectiva.

Producir para esa generación, que se conecta con el mundo audiovisual de un modo cada vez más activo e interactivo, es, indubitablemente, un gran desafío para los productores. ¿Encantarles? Aún más.

comKids nos regala, como profesionales, la oportunidad de conocer, hacer debates y votar en los trabajos de más calidad, teniendo como parámetros la producción, la relevancia del contenido y su adecuación al target. Serán los niños y adolescentes, sin embargo, que van a dar la palabra final, con su participación en el jurado infantil y sus reacciones a la presentación de cada trabajo.

(*) Fuente: investigación PapagaioPipa 2013, hecha por MultiFocus Inteligência de Mercado

http://www.facebook.com/PapagaioPipaQuadradoCafifa

Compartilhe:

   
Ana Helena Meirelles
Ana Helena Meirelles

Directora del Multifocus y también del Midiativa - Centro Brasileño de Medios para niños y adolescentes.