Columnista

Garatújas Fantásticas

Por: Garatújas Fantásticas

imagine-festival

El centro cultural Southbank Centre, en Londres, organiza, cada año, un festival de dos semanas para toda la familia. Es el Imagine Children’s Festival, que terminó el domingo, un día después de Garatujas Fantásticas haber asistido a un seminario con el autor británico Anthony Browne, mejor conocido por su emblemático Gorila, que celebra 30 años en 2014.

9781406352337

¿Quieres saber más sobre él? Hay un texto fantástico de Ana Garralón en laRevista Emília de este mes. Además de sumergirse en el planeta de los monos, hay allí una gran novedad: después de años agotados, sus libros han vuelto a ser publicados en Brasil, por la Pequena Zahar.

A las 11am de sábado, en un auditorio repleto de niños con sus libros favoritos del autor en las manos, Anthony Browne empezó la charla contando que decidió convertirse en un contador de cuentos a partir de un juego que solía hacer con su hermano, año y medio mayor que él. “Shape game” (trad. libre, juego de formas) es una actividad muy común que sigue existiendo por ahí. Consiste en dibujar una figura cualquier en una hoja de papel y pedirle a alguien que siga dibujando a partir de ella como lo quiera. Después, quien dibujó primero debe adivinar qué hizo el otro. Este es un juego en que los niños suelen tener un mejor desempeño que los demás, porque no tienen pretensión de ser artistas, lo que quieren es divertirse usando la imaginación”, explicó el autor. Abajo, sigue un extracto del seminario, en inglés.

Para Browne, ese juego se convirtió en un proceso creativo que lo acompaña hasta los días de hoy. A partir del hecho de que él veía más allá de las imágenes, sintió la necesidad de contar historias hechas a partir de ideas ilustradas. Algunos años después, cumplió sus estudios en la Escuela de Arte de Leeds y se convirtió en el autor de renombre que es hoy en día– fue ganador del premio Hans Christian Andersen, el más alto reconocimiento que hay en ámbito internacional para los creadores de libros infantiles, el 2000, y también fue nombrado al Children’s Laureate, en el Reino Unido, entre 2009 y 2011.

Con el auditorio lleno de gente, todos estaban muy atentos cuando Anthony invitó: “¿Quién quiere dibujar una forma?” Los niños levantaron sus manos y en ese momento empezó el juego. Cada niño que subía a la tarima y dibujaba un círculo o un cuadrado, ganaba aplausos y las palabras más cariñosas y estimulantes del autor: “Fantástico, lindo, increíble, ¡qué forma fantástica!”. Él volvió a hacer la invitación y otro niño subió al palco para poner en la pantalla lo que lograba ver en la figura que su colega había dibujado. ¿Es eso? ¿O esto? ¿Será eso? “Fantástico, perfecto, lindo, adorable, mejor aún”, decía el Browne.

En media hora, varios niños fueron capaces de expresarse y mostrar, a todos los adultos presentes, lo que se puede encontrar a partir del proceso de creación libre. La imaginación no tenía límites y la alegría de todos ellos, desde los muy pequeños hasta los que tenían 13 años, era contagiante.

forma3

Video y fotos: Garatujas Fantásticas

El juego dio secuencia a una serie de curiosidades sobre la manera como Browne trabaja: son informaciones muy particulares que él contaba mientras presentaba sus libros en un formato de cuentacuentos. Aquí, hemos decidido reunirlas en tópicos, algo como “preguntas y respuestas”, como a él le gusta. ¿Qué les parece, seguimos?

1 – El gorila

El autor dijo que su padre era un hombre muy fuerte, que había luchado en la Segunda Guerra Mundial, pero que mantuvo la ternura, y siguió siendo una persona muy sensible. Además de estimular la práctica del deporte para que sus hijos fueran fuertes y físicamente saludables, “Sir Browne Padre” solía leer, dibujar y escuchar mucha música con los chicos. El Gorila es un poco como él ve a su padre, un ser tan lleno de fuerza y creencias y, al mismo tiempo, tan dulce.

2- Juego de los siete errores

“Spot the differences” es el juego en el que analizamos y apuntamos las diferencias entre dos imágenes semejantes. Este juego, al igual que el de las figuras, sigue siendo uno de los favoritos del autor. Resaltó que le encanta aplicarlo en su trabajo, y que un buen ejemplo es el que sigue abajo, en que Hannah (libro Gorila) está en la misma posición, pero las escenas (y los sentimientos, incluso los colores y las emociones) son completamente opuestas.

photo 2

photo 1

3- Todos los artistas juegan a dar significado a las figuras

IMG_2136

Crédito: http://ostimusic.com/blog/2008/page/5/

Fue después de decir esa frase que él mostró la escultura creada por Pablo Picasso. La proyectó en la pantalla y le preguntó a la audiencia de qué trataba la imagen. Sólo los niños contestaron: “hay un coche en la cabeza del mono”.

4) Tony Browne, 6 años

“Cuando niño, así era como dibujaba yo, como todos los niños. El punto es que crecemos y empezamos a decir que no sabemos dibujar y entonces abandonamos esa forma de expresión, ese lenguaje. ¿Por qué tiene que ser así? Padres, abuelos y todo el mundo, ¿qué les parece si jugamos más al Juego de las Figuras? Lo más divertido de este juego es que no hay ningún tipo de tensión.”
Sobre el dibujo, Browne contó que dibujó un par de piernas como si fueran las de él. Y entonces, como le gustaban mucho los piratas, tuvo la idea de dibujar uno cerca de sus zapatos.
Cuando se dio cuenta, estaba contando la historia de un pirata que le gustaba escalar sus calcetines. =]

tony6

5) Inspiración

Para finalizar, dijo que suele tomar referencias a partir de lo que ve, oye y siente. Por ejemplo, contó que después que vio la película King Kong no pudo dejar de pensar en un gorila sosteniendo a un oso de peluche. ¿Su ídolo? Maurice Sendak. Pero toda obra de escritores y artistas que admira también solían ser una fuente de inspiración. Tanto es así que su próximo libro, que no ha sido publicado aún, estará inspirado en clásicos de la literatura. El protagonista va a ser Willy, su simpático chimpancé, viviendo muchas aventuras. Hojeando las páginas en la pantalla, Browne preguntaba de dónde venían aquellas historias y los niños, absortos, contestaban: Alicia en el País de las Maravillas, Rapunzel, Pinocho, El Viento en los Sauces, Robinson Crusoe y otros.

En aquella mañana, se hizo muy evidente para mí que a los niños les gusta mucho Anthony Browne, y que es recíproco. Pero también estaba claro que, sobretodo, a los niños que estaban allí les gusta leer y hablar de lo que leen. ¡Qué buena sensación para compartir! ¿verdad?

Compartilhe:

   
Garatújas Fantásticas
Garatújas Fantásticas

Con foco en el arte y en la literatura, Garatujas Fantásticas es una iniciativa del Estudio Voador, un puente para que adultos y niños experimenten el mundo juntos, intercambiando miradas y experiencias.